NIÑOS SENSORIALES PROBLEMAS DE CONDUCTA EN NIÑOS ADOPTADOS




Tu hijo o hija que adoptaste tiene problemas de conducta? Es super inquieto y quizas ha sido diagnosticado como hiperactivo u odd? pues tal vez no lo sea, y sólo sea un niño sensorial como es el caso de mi hijo.
Ahora mi hijo de 5 años se porta de maravilla gracias a la sicóloga que me orientó cómo yo como madre debo cambiar mi conducta hacia él, para satisfacer sus necesidades sensoriales que debieron ser satisfechas ya a los 2 años, que antes eran confundidas con malas conductas, incluso por sicólogas anteriores. Me dijo tambien, que la mayoría de niños adoptados sufren de estas necesidades sensoriales, así que les cuento un poco del tema por si les pasa algo similar y ojalá puedan tener buenos resultados tan rápidos como los tuve yo como hijito.
El 5% de los niños sufre trastornos sensoriales que afectan a su comportamiento. La terapeuta Isabelle Beaudry ha publicado un libro que muestra los síntomas y las vías para solucionarlo. Ella dice que, detrás de un niño inquieto y desobediente puede haber mucho más de lo que los padres piensan. Puede esconderse un trastorno del procesamiento sensorial, que no es otra cosa que los pequeños sientan por exceso o por defecto. Por ejemplo, que oigan más de la cuenta, que sientan el tacto en exceso o todo lo contrario. Todo ello puede acarrear una serie de problemas de comportamiento que tienen solución a través de la terapia y que afectan, estiman los estudios, a un 5% de los pequeños (sean o no hijos adoptivos).
Isabelle Beaudry Bellefeuille (Otawa, Canadá, 1968) es licenciada en Terapia Ocupacional por la  Universidad de McGill (Montreal) y dirige en Oviedo desde hace cinco años el Centro de Terapia Ocupacional Pediátrica que lleva su nombre. Su experiencia le ha llevado a escribir el libro 'Tengo duendes en las piernas' (Ediciones Nobel), una obra que busca ayudar a los padres preocupados de una manera sencilla y práctica. «El libro intenta mostrar un enfoque de rehabilitación que es poco conocido», introduce la terapeuta, antes de explicar que ha buscado reflejar lo que sienten los niños, lo que les lleva en ocasiones a dormir y comer mal, a ser caprichosos. «Hay algo más que va más allá de su propia voluntad porque a veces hay un problema de procesamiento sensorial», explica.
Esta afección se relaciona en muchas ocasiones con la hiperactividad, porque coexiste con ella, como también lo hace con otras enfermedades como los problemas de aprendizaje o el autismo. ¿En qué consiste? «Los padres se ven enfrentados en la vida cotidiana a problemas de sus hijos, como la desorganización de sus tareas, problemas de socialización y no encuentran solución», relata la terapeuta, que sabe que algunos de estos síntomas se combaten con intervenciones psicológicas, pero cuando el trastorno es de procesamiento sensorial requiere otro tipo de trabajo.
Puede suceder que un niño sienta que tiene altavoces en la cabeza, que escuche más de la cuenta, y eso le haga no soportar el ruido, mostrarse irritable y que acabe por afectar a su nivel de aprendizaje. Puede ocurrir también que sea hipersensible al tacto y que eso signifique que todos los días haya problemas a la hora de quitarle el pijama y ponerle la ropa de calle. «Hay una razón para que ocurra eso que el niño no sabe expresar bien, porque todos son procesos que ocurren a nivel subsconsciente», detalla Beaudry. Los dos casos citados son de hipersensibilidad, pero también puede ocurrir lo contrario, que no lleguen a sentir lo suficiente, lo que hace que nunca tengan bastante con los estímulos que reciben a diario.
La solución, apunta la autora del libro, se encuentra en «la terapia ocupacional basada en la integración sensorial». «Buscamos primero qué es lo que le pasa al niño, qué sistemas están afectados, y hacemos programas que incorporan fuertes estímulos». Es la terapia también una forma de diversión, ya que puede consistir en saltar, tocar texturas variadas, y siempre se hace en un ambiente lúdico. Los resultados, dice la autora, se advierten de manera rápida, en especial cuando los niños tienen sólo uno o dos años.
El libro busca ayudar a los padres con la descripción de lo que sienten los niños en cada caso para ayudarles a decodificar lo que les sucede y que puedan ofrecerles a los pequeños los estímulos sensoriales que necesitan.

INTEGRACION SENSORIAL o HIPERACTIVIDAD?
TRASTORNO DE INTEGRACIÓN SENSORIAL
El concepto de trastorno de integración sensorial (IIS) es muy útil para los padres cuyos niños presentan un comportamiento no sólo difícil sino misterioso e incomprensivo. Se trata de un problema que se puede presentar simultáneamente con el déficit de atención e hiperactividad y con otros problemas de conducta, aunque también puede ser una manifestación aislada. Se trata de la incapacidad de procesar la información que recibe a través de los sentidos: un procesamiento neurológico inefectivo. Tal vez el niño tenga problemas de captar los distintos estímulos sensoriales (con frecuencia debido a la hipersensibilidad en una o más modalidades sensorial, como el tacto la audición o la visión), y puede tener dificultad para analizar, organizar o integrar los mensajes sensoriales. Estas dificultades pueden reflejarse en su actividad motora. Como resultado, el niño está en enorme desventaja en cuanto a su capacidad de planear, organizar y responder de manera coherente. Su comportamiento torpe o desorganizado lo hace sentir fracasado y aumenta su sensación de frustración.
El niño se siente incapaz de describir sus experiencias sensoriales, porque no tiene una línea de base interna con la cual compararlas. Es posible que sólo tenga consciencia de los sonidos excepcionalmente fuerte o de una sensación de picazón u hormigueo en la piel. La forma como reacciona a éstas sensaciones hace que sea todavía más difícil para los padres entender lo que esta ocurriendo. El niño puede negarse a ingerir ciertos alimentos o a utilizar un cierto tipo de ropa él puede tener ataques de pánico y pataletas, y no ser capaz de explicar porqué. Quizás adopte una actitud como hiperactivo o tal vez su conducta sea tímida y retraída en su intento de protegerse de ruidos sobre los estímulos que no tiene control. (Los gritos de sus compañeros o el ruido del tráfico, inclusive el ruido sordo y acompasado del refrigerador). El contacto físico le puede resultar fascinante, o tal vez doloroso y aterrador, llevándolo a evitar actividades motoras generales necesarias para el desarrollo de su cuerpo y aprender a utilizarlo. Aun el hecho de que lo acaricien puede ser más doloroso que placentero. Los padres suelen sentirse incompetentes, incluso rechazados, a pesar de que su hijo tenga una enorme necesidad de ellos.
Es necesario hacerlos evaluar con un buen especialista capaz de diferenciar estos trastornos (terapeuta ocupacional). La terapia para el trastorno de integración sensorial tiende a normalizar las capacidades de procesamiento que se encuentran afectadas.
Libro: su hijo de 3 a 6 años, T. Berry Brazelton y Joshua D Sparrow , M.D.
pág, 538 - 539

En el video, la Terapeuta Ocupacional Daniela Fernández, explica el origen de la estimulación Sensorial, en que consiste la Terapia Sensorial, además entrega recomendaciones a padres de niños con problemas sensoriales.

Ahora entiendo porque a mi hijito le gusta repetir actividades, preguntas y conductas, porque grita tanto o porque a mi hijita le gusta quitarse la ropa siempre o porque llora tanto si se le deja un instante sola.
Crees que tu niño o niña pueda tener estos problemas sensoriales? Coméntalo aqui.
Fuente: elcomerciodigital.com, psicopedagogiadidactica.blogspot.com, integrandosensaciones.blogspot.com

2 comentarios:

  1. Mas información sobre NIÑOS SENSORIALES en:

    - El 5% de los niños sufre trastornos sensoriales que afectan a su comportamiento
    http://www.elcomerciodigital.com/gijon/20080403/sociedad/ninos-sufre-trastornos-sensoriales-20080403.html

    - Integración Sensorial
    http://www.medicinadeldesarrollo.com/integracion_sensorial

    - La integración sensorial en los niños. Desafíos sensoriales ocultos.
    http://www.espaciologopedico.com/tienda/detalle?Id_articulo=3575

    ResponderEliminar
  2. Hola mi hija tiene 3 años y 4 meses.. a los 2 y medio la diagnosticaron con problemas sensoriales...ha estado en tratamiento pero yo estoy muy preocupado ya que aun no habla y tiene varios síntomas de los expuestos en el Blog...aveces pienso q el tratamiento no es el adecuado y quisiera probar en otro lado Pero aqui no encuentro un lugar con experiencia para estos casos.. también quisiera saber si este problema es tomado como una incapacidad, ya que en Argentina no lo cubre la prepaga de salud a no ser q sea diagnosticado como tal.. y este tema a ocasionado discusiones con mi mujer.. ya que ella se niega a aceptar q es una discapacidad.. de echo la rehabilitacion la empezamos por tanto que insistí.... Xq ella y toda la familia decía que era cuestión de tiempo... que era chiquita por eso ella se comportaba de ciertas maneras. En verdad no se donde recurrir y también me mata la incertidumbre de no saber para que tengo que estar preparado... como sera el futuro de mi hija , como se insertara en el colegio y si alguna vez llegará equipararce con los niños de Su edad. Desde ya muchas gracias y ojala puedan contarme sus experiencias

    ResponderEliminar

Agradezco anticipadamente tu participación en mi blog sobre adopción, pero te pido por favor que no lo conviertas en un sitio para "anuncios clasificados de adopción" ya que esto lleva a la ilegalidad de las adopciones. Es por ello que todo comentario que tenga email, telefono o forma de contacto en la cual se ofrezcan o se soliciten bebes serán borrados.
Si encuentras contenido inapropiado o que deseas que sea retirado, por favor coméntalo abajo.